“Cupones que enamoran”

En países como Estados Unidos, los cupones de descuento son toda una tradición. Incluso, son muy conocidos los programas de televisión en los cuales se muestra a las familias recolectándolos para poder ahorrar cuanto puedan en su siguiente compra.

Aunque en México este panorama se antoja muy lejano, diversas empresas ofrecen promociones mediante esta herramienta. De esta manera, reconocen la preferencia y lealtad de sus consumidores y se modernizan, dejando atrás los clásicos descuentos en papel.

Se modernizan

Compañías como Groupon y Cupomático se enfocan en ofrecer compras con descuentos, es decir, el usuario adquiere un producto, servicio o, incluso, un viaje con una promoción incluida que podrán canjear después.

En cambio, otras empresas aplican un modelo distinto, aunque con el mismo objetivo: ahorrar. Muestra de ello es Cachin Cachin, una aplicación que se descarga sin costo en cualquier dispositivo móvil.

En ella, los usuarios encontrarán promociones sin la necesidad de hacer la compra en ese preciso momento. A través de la app, obtienen un código de descuento para que, cuando decidan comprar o consumir en alguno de los establecimientos participantes, se haga válido el descuento anunciado.

Cupones personalizados

La empresa de publicidad Publysorpresas se dio a la tarea de crear esta cuponera digital con el propósito de mejorar la economía de los consumidores. Su fundador, José Aguirre Balza, explica en entrevista que Cachin Cachin geolocaliza al usuario y, en automático, le genera descuentos de la ciudad donde radica.

A pocos meses de su lanzamiento, esta aplicación contabiliza más de 20 mil descargas y ofrece atractivas promociones en restaurantes y tiendas de diversos sectores con presencia en toda la República. Entre ellas destacan Starbucks, Burger King, Domino’s Pizza, Vips, Italianni’s y Arréglalo.

Aguirre Balza comenta que una de las metas de su plataforma es contar con descuentos para todo tipo de establecimientos, restaurantes y otro tipo de servicios que beneficien la economía de los mexicanos.

Un ganar-ganar

Pero la incursión de José Aguirre en el mercado de las promociones no es reciente. Su negocio acumula más de 20 años de brindar este tipo de servicios aunque, anteriormente, los cupones estaban hechos en papel y se repartían de casa en casa.

Sin embargo, ante los avances tecnológicos, Publysorpresas se decantó por desarrollar esta cuponera, la cual permite llegar a sus clientes de manera inmediata y a un mayor número de consumidores.

Además, el empresario considera que se trata de una gran oportunidad para que los negocios pequeños, medianos o grandes ganen más clientes. “Ayudamos a la economía de las familias mexicanas, pero también somos el enlace entre los que quieren vender más y el que quiere ahorrar”, reitera.

Agrega que “Cachin Cachin solicita a sus anunciantes que su primer cupón sea por producto o servicio sin costo o, bien, un vale por cierta cantidad de dinero.

“Por ejemplo, en un consumo de $800, que paguen solo $400. Eso hace que los clientes potenciales vayan a su negocio para aprovechar la promoción”, detalla.

A medida de que los clientes canjean las promociones, la app clasifica sus gustos y, en combinación con la geolocalización, arroja notificaciones afines a cada uno.

Asimismo, propone otras ventajas para sus usuarios frecuentes, tal como el programa de lealtad, el cual consiste en sumar puntos cada vez que se emplean los cupones o al recomendar la plataforma. Dichas unidades se pueden intercambiar por artículos que van desde juegos de mesa hasta teléfonos celulares.

Los cupones de descuento tienen su origen en Estados Unidos con Coca-Cola, en 1887. El farmacéutico Asa Candler compró la fórmula de esta bebida y, para explotarla comercialmente, ideó este método de promoción.