Amigos con empresas me decían que les empezara a repartir su publicidad. Junté a varios y los metí en un sobre, vendía las portadas y los repartía de casa en casa.