Nunca es demasiado tarde para comenzar algo nuevo, sobre todo si tu supervivencia empresarial depende de ello.